Morihei Ueshiba

Morihei Ueshiba nace en Tanabe, prefectura de Wakayama, en 1883. Hijo de terrateniente, que tenía también negocios madederos y pesqueros. Su padre fue un hombre respetado en su comunidad y que se enfrentó a los políticos corruptos de la época. Educó a su hijo en un estricto sentido del deber.

Fue un niño débil que casi siempre estaba enfermo. Afligido constantemente por las guerras y la situación política de japón en la que vivió. Pero fue superando sus limitaciones mediantes ejercicios a través de la meditación budista aprendida de la secta Shigon, a la que pertenecían sus padres.

Terminó sus estudios allá por 1901 y abrió en Tokio una papelería “El Almacén de Ueshiba”, que distribuía material y artículos para colegios, pero enfermó y el negoció no prosperó.

De nuevo en Tanabe, se unió al grupo de artes marciales del maestro Tozawa Tokusaburo, y al año siguiente el estudio del sable de la mano de Yagyu Shikage.

En 1903 contrajo matrimonio, e inmediatamente se alisto en el Ejercito Imperial para luchar en la Guerra Ruso-Japonesa (1904-1905), y fue enviado a Osaka. Se le consideró demasiado pequeño para estar en servicio activo. A su vuelta siguió aprendiendo los principios de artes marciales de Tokusaburo y Shikage. Más tarde, estudiando con el maestro Nakai Msakatsu obtiene el título de profesor en artes marciales, lo que le permitió abrir su propio Dojo.

En 1912, reclutó a un centenar de presonas, entre campesinos y militares y fundó un pueblo al que llamó Shirataki, abierta a colonos que quisieran trabajar la tierra. Dirigiendo esta colonia durante siete años, sin dejar los duros entrenamientos.

En 1915, por casualidad encontró la posada de Takeda Sokaku, maestro de esgrima de la escuela Dayto. Y se incorporó a sus clases, estudiando técnicas que incorporaría al Aikido actual.

 

En 1920, recibió un duro golpe, su padre murió y regresó a su ciudad natal. Presa de una terrible depresión conoció en la ciudad de Ayabe a Deguchi Onisaburo, cabeza de la secta Omoto, deribada de la Shinto, cuyas enseñanzas les dio cierto consuelo. Abrió allí un nuevo Dojo destinado a instruir a los seguidores de la secta en las artes marciales. En los ocho años que estuvo allí antes de marcharse a Tokyo, se dedicó a la filosofía Shinto y al Budo.

osensei

 

En 1925 comienza el desarrollo de las bases de Aikido, siendo este un arte marcia defensivo y no orientado al ataque.

El antiguo Primer Ministro, el conde Gonnohyoe Yamamoto, le pidió que impartiera seminarios formativos para oficiales de la Casa Imperial, Policia Militar, Colegio Militar. En este tiempo Ueshiba aprovechó para instruirse en el Kendo.

 

Poco después de que la secta Omoto fuese declarada rebelde porel gobierno, previendo prob a su forma de vida, el aiki, al que se retiró. Muchos fueron a visitar a su dojo, pero pocos era los que aceptaba Ueshiba.

Estalló la Segunda Guerra Mundial y el Aikido perdió muchos de  los jóvenes que fueron llamados a filas. El Aikido, junto con las demás artes marciales fue prohibido por la ley, pero Ueshiba lo mantuvo con unos cuantos discípulos. El nueve de febrero de 1948, se le permitió de nuevo abrir su dojo, que fue declarado como asociación con el nombre de Aikikai.

En septiembre de 1956 fue reconocido oficialmente en Tokyo y en 1960 hizo la primera demostración pública de Aikido patrocinada por la Aikikai.

 

Tres años más tarde fue condecorado por el emperador y en 1967 abrió un nuevo dojo en Tokyo. Ya entonces había contraído una grave enfermedad por la que moriría el 26 de abril de 1969.

Deja un comentario